Suiza se baña de bronce

El abrazo de la victoria frente al de la derrota.

Suiza (Silvana Tirinzoni, Alina Pätz, Esther Neuenschwander y Melanie Barbezat) le ha dado la vuelta a su partido por el bronce frente a Rusia (Alina Kovaleva, Maria Komarova, Galina Arsenkina, Ekaterina Kuzmina y Anastasia Danshina) para subirse a un podio muy caro en el Europeo femenino de Helsingborg (Suecia) del que se ha quedado fuera una Rusia que aspiraba a todo y se ha tenido que conformar con la cuarta plaza final.

Tras un primer intercambio de entradas (Rusia con hammer y 1-1 tras la segunda en el marcador), las de Kovaleva han encadenado la tercera (1-2) y la cuarta para situarse 1-3 y tomar la iniciativa del choque. Pero, a partir de ahí, incomprensiblemente, se le ha hecho la sombra a Rusia y Suiza ha ganado primero la quinta para acercarse (2-3), la sexta para empatar el partido (3-3) y la séptima (4-3) y la octava (5-3) para tomar el mando.

La reacción rusa ha llegado en la novena donde por fin ha aprovechado el hammer para hacer dos y, al menos, empatar el encuentro (5-5) antes de la última entrada. En ella, Suiza iba a contar con el hammer y no lo ha desaprovechado para acabar imponiéndose 6-5 y asegurarse una medalla que quizá no es la que esperaban pero que le da un poco más de valor a la actuación suiza.

Este Europeo femenino concluirá mañana desde las 15 horas (en directo por Eurosport y el canal de Youtube de la WCF) con la final que enfrentará a Suecia (Anna Hasselborg) y a Escocia (Eve Muirhead).

La fotografía es de la WCF / Richard Gray