Escocia, invicta en el Europeo femenino

La suiza Esther Neuenschwander bromea con una de sus compañeras.

Escocia ha derrotado a Suiza en la cuarta jornada del Europeo femenino de Helsingborg lo que le ha dejado como única invicta en lo más alto de una clasificación en la que ya empieza a haber una brecha entre las aspirantes al título y las que luchan por evitar el descenso.

En el duelo de invictas, Escocia (Eve Muirhead) ha defendido su condición ante Suiza (Silvana Tirinzoni) lo que le ha dejado como líder en solitario. Y ha culminado su asalto al liderato con un gran draw final de su skip Eve Muirhead para hacer dos y darle la vuelta al marcador para acabar ganando 9-8. Para llegar a ese punto, Escocia se ha tenido que reponer a un triple inicial en la primera entrada de Suiza (0-3) aunque es cierto que lo ha conseguido muy rápido merced a dos dobles en la segunda (2-3) y la cuarta (4-4). Suiza parecía volver a imponer su ley encadenando la quinta (4-5) y la sexta (4-6) pero Escocia ha logrado un triple en la octava (7-6) que le hacía llegar al tramo final por delante. Suiza sumaba dos en la novena (7-8) pero nada podía hacer en la última en la que Escocia conseguía darle la vuelta al marcador.

Suecia (Anna Hasselborg) se ha asentado en la persecución del liderato gracias a una cómoda victoria frente a Letonia (Iveta Stasa-Sarsune) que ha fabricado en la primera parte sumando en la primera (1-0), en la tercera (3-1) y en la cuarta (4-1) y que ha sellado en la sexta entrada al hacer un espectacular quíntuple (9-2). Partido con poca historia.

Rusia (Alina Kovaleva) ha hecho lo propio con Dinamarca (Mathilde Halse). Tras un primer intercambio de dobles (2-2 en la segunda entrada), las rusas han golpeado de nuevo con dos en la tercera (4-2) y ha sumado tres más en la cuarta (7-2) para dejar las cosas casi decididas. Dinamarca ha ganado por la mínima la quinta (7-3) y en cuanto ha recibido otras dos en la sexta (9-3) ha renunciado a continuar.

Noruega (Marianne Roervik) empieza a huir de los puestos de abajo con su triunfo frente a Estonia (Marie Turmann), que se confirma que tendrá que luchar por la permanencia. Y eso que Estonia parecía estar mucho más acertada en la primera parte en la que ha ganado tres de las cinco entradas (las dos primeras por la mínima y la quinta por dos) para colocarse 2-4 por delante. Aun ha ganado también la sexta (2-5) pero ha perdido toda su ventaja en la séptima cuando Noruega ha puntuado tres (5-5) y aunque ha vuelto a adelantarse en la octava (5-6), ha visto como las de Roervik encadenaban tanto la novena (6-6) como la décima para ganar 7-6.

La jornada se ha completado con la victoria de Alemania (Daniela Jentsch) sobre la República Checa (Anna Kubesková). Ha sido un partido de intercambios ya que las checas han hecho tres en la primera (0-3) y tras perder su ventaja en la segunda (2-3) y tercera (3-3), ha vuelto a hacer otro triple en la quinta para colocarse 3-6. Alemania se ha acercado en la sexta (4-5) y séptima (5-6) y aunque Kubesková parecía darle una puntilla definitiva al encuentro con dos más en la octava (5-8), todo cambiaba en la novena donde Jentsch llevaba a las suyas al triple para igualar el marcador (8-8). En la última, sin hammer, Alemania volvía a sorprender a su rival para ganar 9-8.

Por lo tanto, tras cuatro jornadas, Escocia (4-0) es líder y, detrás de ella, están Rusia, Suiza y Suecia (3-1), Noruega (2-2) y la República Checa, Dinamarca, Estonia, Alemania y Letonia (1-3).

La competición se reanudará a las 20 horas con los partidos Escocia-Suecia (en directo por Eurosport y el canal de Youtube de la WCF), República Checa-Rusia, Estonia-Alemania, Dinamarca-Letonia y Suiza-Noruega.

La fotografía es de la WCF / Celine Stucki

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.