Suecia pone la directa en Helsingborg

Los jugadores noruegos Magnus Vaagberg, Markus Hoeiberg, Steffen Walstad y Thomas Ulsrud.

Era la gran favorita y la realidad es que después de tres jornadas disputadas del Europeo masculino de Helsingborg, Suecia (con Niklas Edin como skip) es el único equipo que se mantiene invicto y de manera holgada. Una tercera jornada en la que Noruega ha perdido su encuentro ante Inglaterra al violar el reglamento referente a las escobas.

Y es que en su tercer partido ha tenido enfrente a la actual medalla de bronce, Italia (Joel Retornaz) a la que tampoco le ha dado ninguna opción. Y eso que los transalpinos se han hecho con las dos primeras entradas (0-2) pero, a partir de ahí, los de Edin han tomado el mando con un doble en la tercera (2-2) y robando la cuarta (3-2). Italia aún ha podido igualar la contienda en la quinta (3-3) pero, tras el descanso, Suecia no solo ha hecho cuatro en la sexta (7-3) sino que ha repetido la jugada en la octava entrada para dejar el marcador final en 11-4.

Escocia (Ross Patterson) ha perdido su condición de invicta ante la Rusia de Sergey Glukhov que todavía no sabía lo que era ganar. Tras una primera parte sin alicientes (1-2 para Escocia tras la quinta), Rusia ha conseguido dos en la sexta (3-2) que ha obligado a los escoceses a buscar la respuesta que ha acabado llegando en la octava (3-4). Sin embargo, poco le ha durado al alegría a los de Patterson ya que han encajado cinco en la novena (8-4) que han acabado por sentenciar el encuentro a pesar de que todavía se ha jugado la décima para redondear el marcador final (8-5).

Suiza (Yannick Schwaller), tras su derrota ante Suecia, se ha reenganchado a la cabeza con un triunfo ante Dinamarca (Mikkel Krause) después de una gran segunda parte. Y es que, antes del descanso, Dinamarca ha marcado el paso merced a llevarse la segunda (2-2), la tercera (2-3) y la quinta (5-5). Sin embargo, en la reanudación, ha sido Suiza la dominadora y, de hecho, ha ganado la sexta (6-5), séptima (8-5) y octava (11-5) para obligar a su rival a entregar el partido.

Alemania (Marc Muskatewitz) es el tercer equipo que se ha unido al grupo de las dos victorias tras doblegar a Holanda (Jaap Van Dorp). Los tres de la segunda entrada (3-0) le han permitido al equipo teutón llevar la iniciativa en el marcador y, aunque tras un 4-1 después de la cuarta, Holanda ha logrado nivelar la contienda sumando en la quinta (4-2), sexta (4-3) y séptima (4-4), Alemania no solo ha aprovechado el hammer en la octava (5-4) sino que ha robado la novena entrada (6-4) y ha bloqueado la décima para llevarse el triunfo.

Y la polémica ha llegado en el encuentro entre Noruega (Thomas Ulsrud) e Inglaterra (Andrew Reed). Y es que aunque los noruegos dominaban el partido claramente (4-0 en la primera, 6-2 en la tercera y 8-3 en la quinta) cuando ha acabado la octava entrada con 9-5 en el marcador, se le ha dado el partido por perdido al equipo noruego ya que al entrar Magnus Nedregotten en la sexta entrada no ha utilizado la escoba del jugador al que sustituía lo que es una violación del reglamento castigada con la pérdida del encuentro.

Suecia (3-0) lidera la clasificación por delante de Alemania, Escocia y Suiza (2-1) y Dinamarca, Inglaterra, Italia, Holanda, Noruega y Rusia (1-2).

La cuarta jornada del Europeo masculino se disputará mañana a las 8 horas con los partidos Inglaterra-Suecia, Italia-Alemania, Dinamarca-Noruega, Rusia-Suiza (en directo por Eurosport y por el canal de Youtube de la WCF) y Holanda-Escocia.

La fotografía es de la WCF / Richard Gray

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.