El curling en los Juegos Olímpicos

La relación entre el curling y los Juegos Olímpicos comienza en 1924 en Chamonix.
La relación entre el curling y los Juegos Olímpicos comienza en 1924 en Chamonix.

La relación de los Juegos Olímpicos con el curling no es ni mucho menos reciente ya que se remonta a 1924 cuando se celebraron los de Chamonix (Francia). Allí, la medalla de oro (solo hubo competición masculina) se la llevó, en una pista de hielo al aire libre, Gran Bretaña por delante de Suecia y Francia. Sin embargo, bien es cierto que no fue hasta el 2006 cuando el Comité Olímpico Internacional le dio validez como disciplina oficial de aquellos Juegos Olímpicos. Y es que aquel año, en 1924, con el movimiento olímpico todavía en plena construcción, no estaba muy clara todavía la diferencia entre deportes de exhibición y los oficiales (los que contabilizan en el medallero).

Ocho años después, en Lake Placid (Estados Unidos), el curling entra de nuevo, ahora como deporte de exhibición, en el calendario olímpico pero después de esos Juegos sí que es verdad que no vuelve a aparecer, y otra vez como deporte de exhibición, hasta los Juegos de Calgary en 1988 (es decir, 56 años después). No podía ser otro país que Canadá el que lo volviera a introducir en la agenda de los Juegos y repitió como deporte de exhibición cuatro años después, en Albertville (Francia). La decisión del COI de eliminar los deportes de exhibición implicó que desapareciera el curling del programa de Lillehammer (Noruega) en 1994 pero provocó que la WCF intensificara su campaña para que el COI lo acabara reconociendo como deporte oficial. Algo que sucedió solo cuatro años después, ya en los Juegos Olímpicos de Nagano (Japón) donde este deporte sobre hielo adquirió todos los honores olímpicos, lugar del que ya no se ha bajado.

El podio femenino de los Juegos Olímpicos de Vancouver 2010 donde Suecia doblegó a Canadá en la final.
El podio femenino de los Juegos Olímpicos de Vancouver 2010 donde Suecia doblegó a Canadá en la final.

Tras los de Nagano, en los que Suiza (en masculino) y Canadá (en la competición femenina) ocuparon el lugar más alto del podio, llegaron los de Salt Lake City (Estados Unidos) en el año 2002 (oros para Noruega y Gran Bretaña), los de Turín (Italia) en el 2006 (Canadá y Suecia fueron los campeones), los de Vancouver (Canadá) cuatro años después (Canadá y Suecia, oros) y los de Sochi (Rusia) en el 2014 (Canadá en lo más alto en las dos competiciones) para llegar a los de PyeongChang que arrancarán la semana que viene.

Y será en Corea del Sur donde el curling dé un paso más en su presencia olímpica ya que, después de un gran trabajo de promoción de la WCF y de consolidación de su presencia, el COI anunció el 8 de junio del 2015 que la modalidad de dobles mixtos pasaba a incluirse dentro del programa olímpico lo que hará que los Juegos de PyeongChang vivan tres competiciones de curling, la de dobles mixtos (con 8 países), la masculina (con 10 países) y la femenina (con otras 10 naciones).

Las fotografías son de Curling History Blog y de Samantha McKay

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.