Turquía y Hungría descienden en el Europeo femenino

La árbitro española, Irantzu García, mide una piedra checa y una suiza.
La árbitro española, Irantzu García, mide una piedra checa y una suiza.

Turquía y Hungría han descendido en el Europeo femenino de Saint Gallen tras una dramática última jornada en la que hasta el último lanzamiento del extra end del Turquía-Dinamarca no se han decidido los dos últimos lugares que era lo único que faltaba por dilucidar ya que, desde la última jornada, ya se sabía que Suecia, Suiza, Escocia e Italia iban a jugar las semifinales.

La República Checa (Anna Kubesková) tenía que ganar a Suiza (Silvana Tirinzoni) para salvar la categoría, más viendo los resultados que se iban dando y lo ha conseguido en un duro partido. Las checas han mostrado su mejor cara y han empezado mandando al sumar en la segunda entrada (1-0) y, aunque ha perdido la iniciativa en la tercera (1-1) y cuarta (1-2), dos buenas entradas, sobre todo la sexta, le ha permitido volver a adelantarse 3-2 en el marcador. Suiza, sin embargo, le ha dado la vuelta al marcador en la séptima (3-4) tras aprovechar un draw de Kubesková un poco largo y, en la octava, la República Checa solo ha podido empatar el encuentro (4-4). Cada entrada costaba un mundo ganarla y Suiza ha podido sumar una en la última piedra de la novena para entrar a la última arriba en el marcador (4-5) pero, en ella, un gran penúltimo lanzamiento de Kubesková ha obligado a un difícil take out a Tirinzoni que ha fallado y, con un draw final, apoyándose en una suiza de debajo de la casa, Kubesková le ha dado el triunfo a su equipo (6-5), la permanencia en la máxima categoría y la clasificación al Mundial.

Turquía (Dilsat Yildiz), por su parte, se ha venido abajo, lo que le ha acabado condenando, en la parte final de su partido ante Dinamarca (Madeleine Dupont) puesto que las otomanas, con hammer, han sumado de dos en dos en la segunda (2-0) y cuarta (4-1) e incluso se ha escapado más con tres en la sexta (7-2). Sin embargo, Dinamarca se volvía a meter en el partido devolviendo el triple en la séptima para acercarse hasta un 7-5 y ha robado además la octava para dejar su desventaja en la mínima expresión (7-6) y forzar el extra end en la décima (7-7) tras una novena en blanco. En el extra end, en un dramático final porque ambas ya sabían que la que perdiera descendía, el draw de Dilsat Yildiz en su último lanzamiento se ha ido muy largo y Dinamarca ha culminado su gran remontada para llevarse el encuentro (7-8) y salvar la categoría.

Hungría (Dorottya Palancsa) tenía un duro rival en Escocia (Eve Muirhead) para tratar de evitar su descenso y, al final, se le ha hecho muy grande. Tras un 1-1 después de la segunda, Escocia ha conseguido ganar la tercera (2-1) y también la cuarta (3-1) y Hungría solo ha sumado una en la quinta (3-2). El descanso le ha sentado mejor a Escocia que, en la reanudación, ha hecho dos (5-2) y Hungría ha vuelto a ganar solo por la mínima la séptima (5-3) pero las escocesas no han perdonado en la octava y con cuatro (9-3) han cerrado el encuentro y sellado el descenso  magiar.

En un partido sin trascendencia para la clasificación, Suecia (Anna Hasselborg) ha culminado su espectacular primera fase derrotando a Italia (Diana Gaspari) en un duelo que se volverá a repetir en semifinales. Tras un primer intercambio de entradas (1-1 en la segunda), Suecia ha conseguido un doble en la cuarta (3-1) y otro más en la sexta (5-2) que ya ha abierto un hueco importante en el marcador. Una entrada más ha durado el partido ya que Suecia ha sumado cuatro (9-2) e Italia ha renunciado a continuar.

La Rusia de Anna Sidorova se ha despedido del torneo en quinta posición ganando a Alemania (Daniela Jentsch) y haciendo patente que si no puede luchar por conseguir su tercer título europeo consecutivo ha sido por su mal inicio (tras las cuatro derrotas iniciales solo ha vuelto a ceder un partido imponiéndose en cuatro). En un encuentro muy cerrado, Alemania ha robado la segunda (0-1) y, tras dos entradas en blanco, Rusia ha conseguido dos (2-1) que ha vuelto a conseguir en la séptima (4-2). En la recta final, Alemania ha ganado la octava (4-3) y Rusia ha blanqueado la novena para retener el hammer en la última en la que Rusia, con hammer, no ha tenido problemas en asegurar el triunfo (5-3) y la quinta plaza final.

Así, la clasificación definitiva de esta primera fase ha quedado del siguiente modo: Suecia (9-0), Suiza (7-2), Escocia (7-2), Italia (5-4), Rusia (4-5), Alemania (3-6), República Checa (3-6), Dinamarca (3-6), Turquía (2-7) y Hungría (2-7).

Por lo tanto, concluida la primera fase, Suecia se enfrentará a Italia y Suiza a Escocia en las semifinales que se celebrarán mañana a las 14 horas. Turquía y Hungría pierden la categoría mientras que Dinamarca disputará el challenge mundialista al mejor de tres partidos con la campeona del Europeo B. Las otras siete selecciones (Suecia, Suiza, Escocia, Italia, Rusia, Alemania y la República Checa) se han clasificado al Mundial.

Desde las 19 horas, se celebrarán las semifinales masculinas: Suecia (Niklas Edin)-Noruega (Thomas Ulsrud) y Suiza (Peter de Cruz)-Escocia (Kyle Smith).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.