Mikel Unanue: «Ganar el campeonato de España es una de las sorpresas más grandes que he tenido en mi carrera»

*Entrevista publicada el 3 de mayo del 2013

Txuri-Berri Gipuzkoa ha hecho historia en Puigcerdà al proclamarse por primera vez en su historia campeón de España masculino. El equipo donostiarra (Mikel Unanue, Iñaki Lasuen, Víctor Mirete, Iban Arrunategi y Avelino García) solo perdió un partido (contra Jaca en el round robin) de los siete que disputó. Su skip Mikel Unanue repasa las claves de su triunfo y cómo lo vivió en primera persona.

¿Dónde estuvo la clave del Campeonato de España?

Primero, el tener hielo y hacer entrenamientos semanales que aunque no sean en una pista dedicada, nos está ayudando a abrir una pequeña brecha con otros que no tienen la posibilidad de entrenar una o dos veces a la semana. Segundo, creo que fuimos, junto con el Iparpolo, el equipo más cohesionado y eso da una ventaja importante a la hora de jugar un campeonato tan exigente como este. Por último, que el campeonato no fuese una liga de todos contra todos, y los equipos se dividiesen en dos grupos hizo que cualquier error se pagase muy caro, y creo que algún equipo, a priori favorito, lo sufrió en sus propias carnes.

¿Visteis la final perdida?

La verdad es que no, pero analizándolo fríamente sí estaba casi perdida. Personalmente, vi más perdida la semifinal contra Jaca, que nos hizo sufrir mucho en ambos partidos. Sabíamos que iba a ser una final difícil y larga. Ellos iban como favoritos y nosotros teníamos lo máximo a lo que habíamos aspirado y no nos sentíamos presionados. Ambos equipos jugamos un partido muy inteligente e Iparpolo, aunque por poco, dominaba el rumbo y el marcador del partido. El octavo end pudo haber sido el definitivo. Tenían relativamente asequible el puntuar tres y nosotros jugamos nuestro peor end. Cuando lo terminamos y vimos que sólo estábamos a dos, lo vimos desde un lado mucho más positivo. Ere viable marcar uno en el noveno y llegar al décimo con uno por debajo sin el hammer. Salvo el octavo end, ambos equipos estábamos jugando muy bien sin el hammer y era difícil incluso puntuar de uno con el hammer, por lo que veíamos posible el extra end.

En el noveno end, decidí jugar sin guardias y asegurar el uno y forzar la máquina haciendo freezes y en el peor de las situaciones tendría que hacer un draw para puntuar de uno en el noveno. Sin embargo, Víctor (Mirete) e Iñaki (Lasuen) hicieron unos freezes muy buenos y llegó el fallo de Iparpolo en sus últimas piedras por lo que pudimos conseguir un mayor botín del esperado. Hicimos el draw para puntuar de dos y afortunadamente lo conseguimos.

El último end, fue un intentar ganar de uno con muchas guardias y forzar el draw lo más abierto posible de Sergio y que tuviera que hacerlo por fuera. Al final tuvimos esa pizca de suerte necesaria para ganar y lo conseguimos.

¿Ha sido una sorpresa vuestra victoria? ¿Erais conscientes de que podíais ganar? Es la primera vez en la historia que sois campeones y, si no me equivoco, la primera que habéis jugado los playoffs…

Creo que es una de las sorpresas más grandes que he tenido en mi carrera deportiva. Éramos conscientes de que habíamos mejorado mucho y que pelearíamos por estar en semifinales. Pero mentiría si dijese que pensaba en el campeonato. Mi apuesta era otra.

Es la primera vez que el Txuri masculino ha jugado esta semifinal y final, pero muchos de nosotros llevamos varias rondas finales en los últimos años, y poco a poco estamos aprendiendo a jugarlas. Eso hizo, que a pesar de ser la primera vez, no nos veíamos del todo novatos en esa situación.

¿Cuál es la jugada del campeonato que aún te viene a la mente casi una semana después del mismo?

Me acuerdo de un draw que no ejecuté bien en la fase de grupos contra Jaca, en el octavo end en el que que tenía que hacer un draw para ganar el partido. No lo hice y perdimos en el extra end, pero ese recuerdo me sirvió para plantear el mismo end a Iparpolo y forzarles a hacer ese draw que a mí se me quedó corto por la situación del hielo. Sigo acordándome de ese draw una y otra vez. Tuve con Sergio (el skip de Iparpolo) una charla muy interesante sobre si era mejor dejarle el draw o el raise. No llegamos a un acuerdo, pero me encantó esa charla.

Han sido siete partidos en tres días, ¿se nota el cansancio en la final?

En mi caso, he notado mucho cansancio mental, pero en el aspecto físico, creo que por ser el skip, no he tenido tanto desgaste. Mis compañeros, en cambio, me consta que estaban algo cansados, pero tuvieron un rendimiento muy bueno.

¿Cuánto trabajo hay detrás de esta victoria?

Creo que hay mucho sacrificio, tanto económico como de tiempo. Pero queda mucho por trabajar en el terreno del entrenamiento físico, psicológico y de horas de hielo (tanto de entrenamiento como de competición). Creo que tres horas a la semana son muy escasas comparado con otros países. Estos tres puntos son los que vamos a tener que trabajar más para el Campeonato de Europa.

La pregunta del millón siempre que se hace una competición de curling en España, ¿cómo estaba el hielo?

El técnico de hielo que ha preparado las competiciones oficiales (Albert Bosom) ha hecho un gran trabajo y está entendiendo muy bien las necesidades del curling. Seríamos injustos si comparásemos este hielo con uno dedicado, y además, con el poco tiempo y los pocos medios que tiene para prepararlo, creo que el resultado es un auténtico lujo. Dejando esto bien claro, la pista tenía muy poca caída y estaba algo lenta, sobre todo a partir del tercer o cuarto bloque de partidos de cada día.

Cuando jugáis fuera con buen hielo, ¿jugáis en ventaja o en desventaja con el resto que sí suele tener hielo en condiciones idóneas para entrenar?

Bajo mi punto de vista, el hielo rápido y con una caída constante, predecible y no muy agresiva, favorece al mejor de los equipos. Cuando estás en este tipo de hielos, ves como tu nivel medio sube y juegas mejor, pero la diferencia con el oponente es mucho mayor. Te das cuenta realmente de la desventaja que supone no jugar siempre en hielo dedicado y de la diferencia entre jugadores con y sin hielo dedicado.

¿Cómo viste el nivel del curling español en general durante todo el campeonato?

El nivel medio ha mejorado, tanto en el lado femenino como en el masculino. He visto a los jugadores muy ilusionados, mejor rodados y con más conocimientos. La distancia entre equipos se ha reducido y eso favorece la competitividad. Sin embargo, nuestro nivel sigue creciendo a menor nivel que el resto de países con hielo dedicado. Por otra parte, me hubiese gustado ver más juniors.

Debutaréis en el Europeo en Noruega con la difícil papeleta de mantenerse en segunda división, ¿estáis preparados para el reto?

A día de hoy, soy crítico con nuestra posibilidad de mantenernos pero estoy seguro que aceptaremos no sólo el reto sino la responsabilidad que conlleva el representar al todo el curling nacional. Para ello, tendremos que trabajar muy duro durante estos meses. No bajar sería nuestro objetivo, pero no creo que pensar en el resultado nos ayude. Yo lo enfocaría desde el punto de vista del trabajo y el compromiso. Si damos todo lo que tenemos antes y durante el campeonato nadie nos podrá reprochar nada.

¿Qué balance haces de la temporada?

El balance es muy bueno a nivel de club, y a nivel personal ha sido correcto. El club ha conseguido seis medallas de doce posibles. El nivel medio de nuestro club ha mejorado claramente y creo es nuestro mayor logro. Oihane (Otaegi) y yo hemos igualado el segundo puesto en el dobles mixto el año pasado, pero Asun (Manterola) e Iñaki (Lasuen) y Leire (Otaegi) y Víctor (Mirete) han mejorado el resultado. En el mixto no hemos conseguido revalidar el título del año pasado, pero el otro Txuri se ha subido al pódium y ha dado una gran sensación. El femenino repite puesto y el masculino ha sido la gran sorpresa. A nivel personal, me hubiese gustado más, soy inconformista. Pero no en el terreno de las medallas, sino de la autosuperación. El año que viene tengo un gran reto y tengo ganas de empezar ya.

¿Qué es eso que notas que aún te falta y te gustaría mejorar?

Soy muy autocrítico, me gustaría mejorar todo: el aspecto psicológico en los partidos, en conocimiento del hielo, la técnica en la suelta de la piedra, la colocación de los pies, el control de los puntos de gravedad y sobre todo voy en busca de lograr una frase que un entrenador me dijo hace un tiempo: “Serás un gran jugador cuando sepas ver la oportunidad de golpear en el lugar y momento preciso, y hagas que te persiga al lugar y momento que quieres”. En España creo que sólo hay un jugador que por su experiencia está cerca de conseguirlo, y desafortunadamente todavía no soy yo.

Un pequeño test.

Un jugador y una jugadora.

Me voy a mojar, a nivel internacional, me quedo con Eve Muirhead en chicas y con Glenn Howard en chicos. A nivel nacional, me quedaría con Sergio Vez y con Irantzu García, mis grandes rivales.

El mejor tiro que hayas visto en un partido de curling.

El que echas fuera porque llevas muchas piedras de ventaja J.

¿Qué es mejor, jugar o verlo?

Jugar, jugar, jugar y ver mucho para jugar.

¿Frío o calor?

Mientras haya agua y mar, me da igual.

¿Pantalones noruegos o faldas escocesas?

Faldas escocesas.

¿Take out o draw?

Draw.

¿Piedras rojas, azules o amarillas?

Rojas

¿Cuántos autógrafos habéis firmado y dónde fue el primero?

No he firmado nunca un autógrafo con el curling en mi vida. Pero sí cuando era niño cantor. Tengo un pasado oscuro.

Muchas gracias y enhorabuena por vuestro gran torneo, a ti y a tus tres compañeros de equipo.

Son cuatro, pero quítame a mi, jeje.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.