Estados Unidos, Japón y Noruega ganan el segundo torneo de la Curling World Cup

El equipo de Estados Unidos, con John Shuster como skip, celebra su victoria.

Estados Unidos, Japón y Noruega se han subido a lo más alto del podio del segundo torneo de la temporada de la recién creada Curling World Cup al ganar sus respectivas finales en Omaha (Estados Unidos).

No era lo mismo ni mucho menos ni por trascendencia ni, sobre todo, por la importancia de la victoria pero Suecia (Niklas Edin, Oskar Eriksson, Rasmus Wrana y Christoffer Sundgren), en la final masculina, tenía ante su mano vengarse de la derrota olímpica ante Estados Unidos (John Shuster, Christopher Plys, Matt Hamilton y John Landsteiner) pero el resultado fue el mismo, victoria para los norteamericanos que logran así su primera victoria en la Curling World Cup y consiguen su billete para las finales.

No fue un partido vistoso ni con mucha puntuación y hubo hasta decisiones controvertidas y es que Edin, con 2-1 por debajo en el marcador, en la séptima entrada decidió buscar un take out sobre una piedra norteamericana que implicaba regalarle el end a su rival (“en caso contrario solo hubiéramos tenido un 5% de opciones de ganar”, dijo Edin al concluir la final) lo que le permitía tener el hammer en la última pero llegar 3-1 abajo. En esa octava ya no encontró el camino y Estados Unidos se hizo con el título.

Antes de ese momento decisivo, el partido no había tenido mucho que contar ya que, tras una primera en blanco, Estados Unidos se había adelantado en la segunda (1-0) y Suecia había empatado en la quinta (1-1) antes de que los de Shuster se volvieran a adelantar en la sexta entrada (2-1).

En el torneo femenino, Japón (Satsuki Fujisawa, Chinami Yoshida, Yumi Suzuki y Yurika Yoshida) se llevó el duelo asiático por el título ante Corea (Minji Kim, Hyerin Kim, Taei Yang y Sujin Kim) en un encuentro que se decidió en la última entrada en la que las niponas culminaron su remontada con un doble para ganar 7-6 (tras un fallo final de Corea que pudo cambiar el destino del partido) en una final que tenían casi perdida cuando al final de la quinta entrada cedían por 3-6.

Y es que, aunque la primera entrada hubiera acabado con dos para Japón (2-0), Corea había reaccionado con cuatro en la segunda (2-4) y, además, había encadenado la cuarta (3-5) y quinta (3-6) para seguir dominando un partido que creía controlado… hasta que Japón ha sumado en la sexta (4-6), ha robado la séptima (5-6) y ha culminado su gesta en la última entrada con un doble para llevarse el título (7-6) y el billete a las finales.

Noruega, con Kristin Skaslien y Magnus Nedregotten, por su parte levantó el título en dobles mixtos tras ganar en una final loca (“algo surrealista”, la calificó el propio Nedregotten) ante Suiza (Jenny Perret y Martin Rios) que fue un claro ejemplo de lo que implica la modalidad de dobles mixtos.
¿Por qué? Porque Suiza parecía tener muy encarrilada la final tras la disputa de una única entrada, la primera en la que aprovechaba el hammer para hacer cuatro (0-4). Sin embargo, fue solo un espejismo ya que Noruega con dos en la segunda (2-4), otra en la tercera (3-4) y dos más en la cuarta ya se colocaba 5-4 por delante. Aún ganaba también la quinta (6-4) ante una descolocada Suiza que solo podía sumar una en la sexta (6-5) y Noruega le daba la puntilla a la final con cuatro en la séptima (10-5) como el que cierra un círculo inverso.

La Curling World Cup vivirá su tercera etapa a partir del 30 de enero en Jonkoping (Suecia) donde se decidirán los ocho equipos que disputen las finales en cada una de las modalidades, es decir, los tres campeones de las series, el anfitrión, el campeón del mundo vigente, una invitación al olímpico y dos por los puntos cosechados (el ránking se puede consultar aquí).

La fotografía es de Céline Stucki / WCF

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.