Conquistar Europa pasa por St. Gallen

El equipo sueco masculino celebrando su título en el Europeo del año pasado.
El equipo sueco masculino celebrando su título en el Europeo del año pasado.

St. Gallen (Suiza) se convierte desde mañana en la capital europea del curling con la celebración del Campeonato de Europa que congregará, hasta el próximo 25 de noviembre, a las mejores selecciones continentales con el doble objetivo de seguir con la preparación de la temporada olímpica y con el de subirse a lo más alto del podio.

No hace falta arriesgar mucho para decir que los grandes favoritos al título masculino vuelven a ser la actual campeona, Suecia (que busca su cuarto campeonato consecutivo de la mano de Niklas Edin) y Noruega (subcampeona el año pasado que encadena diez podios seguidos y con el aliciente de que el equipo de Thomas Ulsrud debe clasificarse a los playoffs para confirmar su participación olímpica) sin dejar de lado a Suiza (con el skip Peter de Cruz, bronce en el último Europeo) y con la incógnita de hasta dónde será capaz de llegar la Escocia de Kyle Smith, la gran apuesta de su país incluso para los Juegos Olímpicos. Fuera de estas cuatro selecciones sería toda una sorpresa que alguien fuera capaz de conseguir la medalla de oro aunque está por ver hasta dónde pueden llegar equipos como los de Rusia (Aleksey Timofeev), Italia (Joel Retornaz) o incluso Alemania (Alexander Baumann). La nómina de esta primera división la completan Austria (Sebastian Wunderer), Holanda (Jaap Van Dorp) y Eslovaquia (Juraj Gallo) que piensan en la permanencia y, una vez conseguida, ver hasta dónde pueden llegar.

En la competición femenina, es Rusia la que defiende el título conquistado el año pasado en Glasgow (ya se había colgado la medalla de oro en el Europeo anterior por lo que busca su tercera corona consecutiva) y lo hace de nuevo con el equipo capitaneado por Anna Sidorova (el año pasado fue Victoria Moiseeva la que llevó a su país a lo más alto del podio). Evidentemente, Rusia es una de las favoritas para conseguir de nuevo la corona aunque tendrá rivales de entidad enfrente, entre ellos, la Suecia de Anna Hasselborg, plata el año pasado, que llega en medio de una brillante temporada que le ha llevado a ocupar incluso el número uno del ránking mundial. Junto a ellas dos, a un mismo nivel, aparecen en las quinielas la Escocia de Eve Muirhead (bronce en 2016 y que lleva siete años sin bajarse del podio) y la Suiza de Silvana Tirinzoni. Quizá en un nivel justo inferior pero con posibilidad de sorpresas se encuentra la República Checa de Anna Kubesková (en continuo crecimiento y que ya fue semifinalista el año pasado). Dinamarca (Madeleine Dupont), Alemania (Daniela Jentsch) e incluso Italia (Diana Gaspari) aspiran a clasificarse al Mundial mientras que Hungría (Dorottya Palancsa) y la debutante Turquía (Dilsat Yildiz) buscan la consolidación en la categoría.

El sistema de competición es idéntico al de los últimos años e igual tanto para la competición masculina como para la femenina. Es decir, habrá un round robin entre los diez equipos y, una vez concluido, los cuatro mejores se clasificarán a las semifinales (que se jugarán por el sistema olímpico, primero contra cuarto y segundo contra tercero) y los dos últimos descenderán a la segunda categoría continental. La principal novedad pasa por la supresión de todos los tie breaks por lo que los empates se resolverán por los enfrentamientos propios y por el ránking de DSC (lanzamientos al centro prepartido).

La primera jornada masculina se celebrará mañana sábado a las 9 horas con los partidos Noruega-Rusia, Suecia-Austria, Alemania-Eslovaquia, Escocia-Italia y Suiza-Holanda mientras a las 14 horas empezará la competición femenina con los encuentros Italia-República Checa, Dinamarca-Suiza, Suecia-Escocia, Alemania-Hungría y Turquía-Rusia.

Los round robins se celebrarán desde el sábado hasta el jueves, 23 de noviembre, mientras que ese mismo día se jugarán las semifinales masculinas y al día siguiente las femeninas. Los partidos por el bronce serán ese mismo viernes y las finales el sábado, 25, a las 10 (la femenina) y a las 15 (la masculina).

Este Europeo, además, asigna las plazas europeas para los próximos Mundiales. Los siete primeros clasificados conseguirán su pase mientras que los octavos disputarán un challenge al mejor de tres partidos contra los campeones del Europeo B.

Aunque los equipos españoles no disputan este Europeo A (ambos están en la segunda división tal y como comentábamos aquí), sí habrá presencia española de la mano de Irantzu García, que será árbitro en el Europeo A, y de Alfonso Vilar, que forma parte del equipo de técnicos de hielo del campeonato.

La fotografía es de Jeffrey Au / WCF

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.